Para qué canta

Para que habiten las canciones.

 

La Villana es una casa, bueno, le hubiera gustado serlo, pero no lo es.

La Villana no tiene casa, no la encontró y ha decidido seguir buscándola.

Durante esa búsqueda, encontró una forma de vida, de viaje, siempre sola y siempre acompañada.  

Compañeros de paseo, algunos de siempre, otros subidos en estaciones recientes.

La Villana camina, no quiere encierros, así que encontró su espacioéste que ahora habita y que siente su casa