Cantando en el paraíso

18 de octubre, ’14. El Café Paraíso abrió sus puertas y La Villana entró para dejarse ir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *